Smart solutions for the new normality

De espacio homogéneo a paisaje diferenciado

  Javier Mosquera   Abr 13, 2021   Articulos, Articulos Argentina, Nework, Publicaciones   Comentarios desactivados en De espacio homog√©neo a paisaje diferenciado

Esta columna forma parte de una serie que explora -como resultado de la crisis del coronavirus- la evolución de un modelo tradicional basado en el lugar de trabajo a otro más enfocado en la experiencia de la actividad laboral, y en el afianzamiento de la colaboración y la comunidad.

3goffice-oficinas-workplace-personas-espacios-tecnologia

La nueva oficina: de espacio homogéneo a paisaje diferenciado

El fin de la era ‚ÄúMad Men‚ÄĚ

La oficina, tal como la conocemos, se organiza en base a un detallado programa de necesidades y requisitos t√©cnicos. As√≠, por ejemplo, el dise√Īo suele basarse en la cantidad de personas a acomodar. A partir de ese dato se organiza la distribuci√≥n. Como consecuencia, puestos de trabajo, salas de reuni√≥n y circulaciones intentan responder lo mejor posible al programa de necesidades. En este sentido, es f√°cil identificar en los layouts una representaci√≥n 3D del organigrama de la empresa. Parecen complejos mecanismos formados por piezas espaciales con funciones, roles y jerarqu√≠as muy claras.

Sin embargo, si observamos con detenimiento, descubriremos que los usuarios de una oficina llevan a cabo su actividad de m√ļltiples maneras, muchas veces imprevistas. Porque para cada persona, un d√≠a es como un ‚Äúrecorrido‚ÄĚ √ļnico en el que trabaja de manera distinta dependiendo de lo que tiene que hacer en cada momento. Posiblemente necesite concentrarse individualmente, o trabajar en equipo con colegas (presencial o virtualmente). Tambi√©n puede utilizar procesos ‚Äúagile‚ÄĚ con sus rutinas de tableros Scrum, daily meetings y backlogs, o participar en presentaciones o workshops. Adem√°s, puede realizar una pausa productiva, mantener una reuni√≥n formal, colaborar en sesiones de brainstorming o ‚Äúdesign thinking‚ÄĚ. Y estas son apenas algunas de las actividades m√°s habituales.¬†


Atr√°s quedaron las oficinas est√°ticas y r√≠gidas como cajas o recept√°culos homog√©neos, con puestos de trabajos uniformes, y salas y despachos, al estilo ‚ÄúMad Men‚ÄĚ. Porque hace tiempo que la computadora y el tel√©fono dejaron de estar atados a los puestos de trabajo. Como consecuencia de la tecnolog√≠a m√≥vil, para la nueva fuerza laboral es b√°sico contar con libertad de movimiento en un entorno din√°mico y cambiante.¬†

Un cambio de enfoque

Algo est√° claro: ya nadie puede ni quiere estar todo el d√≠a sentado en el mismo escritorio. Ahora las personas quieren elegir el espacio que mejor se adapte a su forma de trabajar y a la actividad espec√≠fica que tiene que desarrollar seg√ļn el momento del d√≠a. Y si cada jornada laboral es un ‚Äúrecorrido‚ÄĚ √ļnico, la oficina debe entonces ofrecer un entorno adecuado. Es algo comparable a un paisaje natural, por ejemplo un bosque, que puede recorrerse en sus innumerables senderos y rincones. Y que en su diversidad de l√≠mites, relieves o iluminaci√≥n ofrece m√ļltiples climas emocionales, posibilidades y oportunidades.

Algo está claro: ya nadie puede ni quiere estar todo el día sentado en el mismo escritorio.

Es necesario cambiar de enfoque y transformar la oficina tradicional en verdaderos ‚Äúpaisajes de trabajo‚ÄĚ. Dise√Īados para dar respuesta a diversas formas de hacer las cosas. Porque hoy la clave pasa por crear espacios diferenciados, que inspiren y reconozcan la individualidad de cada persona. Esto implica escenarios en donde todo ayude a despertar los sentidos, y a encender la chispa de la innovaci√≥n.¬†

Se trata de crear lugares que permitan a cada uno sentirse cómodo, y que activen su motivación intrínseca de modo de darle sentido al trabajo. Espacios que promuevan un uso más eficiente del espacio al activar, como espacios de interacción, zonas normalmente desaprovechadas. Todo esto ayuda a desdibujar la distinción entre áreas de trabajo y de apoyo, y a entender la experiencia de trabajo como algo que integra lo social.

La forma de trabajar cambi√≥, impulsando a pensar distinto y dejar atr√°s la tradicional fragmentaci√≥n mecanicista para pensar en ‚Äúpaisajes de trabajo‚ÄĚ org√°nicamente integrados. Porque al ofrecer diversidad de lugares y rincones que apoyen la forma de trabajar, las personas tendr√°n la oportunidad de trabajar c√≥mo mejor lo hacen. De esta manera el espacio f√≠sico se convierte en una ‚Äúpalanca‚ÄĚ que potencia la forma de trabajar de los usuarios. Es decir un dise√Īo que responda a las necesidades individuales, que aumente el compromiso, y que promueva habilidades del siglo XXI como la creatividad y la colaboraci√≥n. Al fin y al cabo, se trata de utilizar el dise√Īo no como fin en s√≠ mismo sino como herramienta para trabajar mejor.

La oficina como ‚Äúpaisaje‚ÄĚ a recorrer

Es momento de dejar de dise√Īar la oficina a la manera tradicional como piezas que componen un sistema cerrado aunque eficiente. Al contrario, se trata de concebirlo como un ‚Äúpaisaje‚ÄĚ abierto, donde la forma de trabajar y la organizaci√≥n del espacio est√©n pensadas de manera integrada y org√°nica.

Es importante que el entorno de trabajo se organice seg√ļn c√≥mo trabajan mejor las personas y teniendo en cuenta lo que las motiva y empodera. Porque para fomentar el trabajo colaborativo hay que poder trabajar en equipo y por proyectos. Y asimismo, para apoyar la autonom√≠a y la responsabilidad individual, las personas tienen que poder elegir c√≥mo y d√≥nde realizar su trabajo. Se trata de elegir entre lugares de encuentro e intercambio de ideas, zonas para trabajo en equipo o individual, √°reas de trabajo informal, y espacios de apoyo. Como resultado, un recorrido articulador facilita la optimizaci√≥n del espacio, activando circulaciones y espacios intermedios como zonas de trabajo.

3goffice-confidencial-3gdesign-madrid03

Es importante que las personas puedan moverse de un lugar a otro en función de las necesidades particulares y cambiantes. Para eso, la oficina debe poder adaptarse a muchos estilos de trabajo diferentes, priorizando aquellos que son más demandados y que mejor reflejan los valores propios. La diferenciación es clave para crear entornos que reconocen al empleado como individuo y activan su motivación intrínseca.  

La forma de trabajar cambi√≥, impulsando a pensar distinto y dejar atr√°s la fragmentaci√≥n mecanicista para pensar en ¬ępaisajes de trabajo¬Ľ integrados.¬†

Porque as√≠ como al paisaje de un bosque, una playa o una monta√Īa influye en nuestros comportamientos, el ‚Äúpaisaje de trabajo‚ÄĚ nos har√° m√°s flexibles y abiertos a las nuevas formas de trabajar.

About Javier Mosquera

Javier, Director General de 3g office Argentina, es Arquitecto por la Universidad de Buenos Aires y ha realizado el VIII Programa Internacional EMPRETEC para el Desarrollo del Comportamiento Emprendedor (Naciones Unidas / UNCTAD). Desde 2003 Javier colabora como profesor en diversos Posgrados Universitarios (Politécnica de Madrid, UBA, Univ. Austral, Quality Leadership University, Panamá). 

Comments are closed.

  • 3goffice

    3g office es una empresa internacional de servicios de consultoría, ingeniería y arquitectura corporativa.

    Cuenta con un equipo compuesto principalmente por arquitectos e ingenieros con formación específica en administración de empresas, workplace y facility management. Este trabajo se enriquece con la participación de otros consultores integrados en nuestra red internacional de alianzas.